jueves, 22 de septiembre de 2011

EL OTOÑO, LA RUTINA Y LOS LIBROS

La rutina... La rutina es una palabra llena de matices…Endulza  o amarga por igual los días. Para algunos la rutina está teñida del gris  y la gelidez del invierno. La rutina te sumerge en un carrusel de días monótonos  y repetitivos de inevitable ocurrencia. La llegada a una cumbre donde descansar y observar tranquilamente el horizonte no es posible si antes no trepas y te arrastras por la montaña. Lo deprimente del asunto es que un instante de cumbre requiere todo un año de dura escalada…y tanta desproporción  tambalea y desequilibra.
Sin embargo la rutina es un mar manso y tranquilo para otros. Tras el bullicio y descontrol de las vacaciones se abrazan a lo cotidiano con el alivio de un niño que localiza a su madre tras haberla perdido de vista durante unos instantes. La rutina es descanso. Un descanso reconfortante que produce la ilusión del control del futuro.
Sean cual sean vuestros matices desde el blog  queremos que nos propongáis libros, películas o actividades varías para hacer un poco más llevadera “la cansada rutina” o un poco más reconfortante ( si es posible) “la tranquila rutina”

jueves, 1 de septiembre de 2011

¿DONDE VIAJARÍAS ; AL PASADO O AL FUTURO?

Se cumple 25 años del estreno de una de las películas que marcó una generación . Esta película se rodó en 1984, el mismo año que yo nací ;así que ver esta película para mí es una especie de viaje en el Delorian a la década de los 80.
Esta saga está formada por tres películas. Yo tengo que confesar que mi preferida  es la segunda cuando la trama se centra en el futuro. Es curioso saber que en esa ficción inventada michel j. fox viajaría a nuestros días; la pantalla del Delorian marca el año 2010 cuando viajan  para solucionar los problemas de los hijos de Marty.  Si comparamos nuestra realidad con aquella mostrada en la película,parece que nos quedamos lejos de viajar en esos bólidos voladores y trastear en monopatines por el aire. Aún así , siempre me pareció mas interesante y provechoso viajar al futuro ya que es posible beneficiarse de cualquier pequeño dato.
Sin embargo el pasado es un terreno mas árido y menos flexible, cualquier movimiento realizado producirá una serie de cambios impredecibles en el presente. Precisamente eso es lo que ocurre en la película ;Memorable es la escena que Marty toca la guitarra en el baile de fin de curso de sus padres y está a punto de desaparecer.
La banda sonora es espectacular, oír la música orquestal  invita a la aventura. En concreto en dicho baile Marty toca dos de las canciones más notables de la década de los 50 norteamericana ;la Balada Earth angel  que da paso al rock and roll más puro con  Johnny  B.Good. Totalmente recomendable.
Es inevitable pensar ¿qué sería de nosotros si pudieramos pasear por el tiempo?



lunes, 15 de agosto de 2011

HAY MÁS GENTE !PERO SIGUES FALTANDO TÚ!

“El Asedio” (Pérez Reverte)
Paqui Berdugo  Gonzalez
“El hereje” (M. Delibes)
Fernando Moreno
La montaña mágica” Thomas Mann
Alfonso fuentes
“Una Mala Noche la tiene cualquiera"
Rosalía (26)
“El elegido” “the chosen “ (Chaim Potok)
Florence Cattin
“El Valle de los caballos “(J.M. Auel)
Manuel Marquez
“La sombra del viento “( Ruiz Zafón )
Concha Ocaña
“rojo y negro”(stendhal)
 Dominicka
“la conjura de los necios”  John Kennedy
Rafa (26 años)
“Cien años de soledad” Gabriel García Márquez
Mª José (34 años)
“Trilogía Millenium” stieg Larsson
Mariola
“El tiempo entre costuras”María Dueñas
Mª Carmen
“Sinuhé el Egipcio”   
Caco
“El camino”  Miguel Delibes
Mongar(26)
“El clan del oso cavernario” J.M. Auel
Manuela Hernández (57)
“FactotumCharles Bukowski
Inma
“El señor de los anillos” J.R.R.Tolkien
David (29)
Nueve Cuentos”  J.D. Salinger
Eduardo
“Noches Blancas de Paris” Theresa Révay
Flora
Pasión India” Javier Moro
Manoli
“ Yonqui William S.Burroughs
Carmen
“La salud primal” Michel Odent
Ana
El PrincipitoAntoine de Saint-Exupéry
Magdalena(26)
El amante BilingüeJuan Marsé
Alicia(26)
Antigua vida mía” Marcela Serrano
Violeta
El país bajo mi pielGioconda Belli
Cynthia
“Kafka en la orilla” Murakami
Oliva(25)
Cien años de Soledad” García Márquez
Violeta
la ladrona de librosMarcus Zusak
Cristina Guerrero
El curioso incidente del perro a la medianocheMark Haddon
Carmen(19)
“El vampiro del TorreónJosep Lorman
Jaime Rodríguez(11)
Charlie y la fábrica de chocolateRoald Dahl
José Antonio(11)
La tía Julia y el escribidorMario Vargas Llosas
Estela
Crepúsculo” Stephenie Meyer
Tina Morillo Sánchez(15)
“La soledad de los números primos” Paolo Giordano
Antonio Duran Morillo (15)
"Castillos de cartón" Almudena Grandes
MºCarmen(26)
"En el reino de la fantasia" Geronimo Stilton
Lucia Crespo(12)
Todos Casilda Rodriguez
Ana


 





 





viernes, 12 de agosto de 2011

¿Te gusta Woody Allen ? ¿Cual es tu película preferida?

Cumple 75 años.Bajo, hipocondriaco,  no muy agraciado físicamente (por no decir feo), neurótico.. y sin embargo es un CREADOR con letras mayúsculas. A día de hoy sigue activo y estrena una película por año (algo que para muchos va en detrimento de su carrera).Supongo que cuando tu mente crea a una velocidad de vértigo nuevas ideas, necesitas alguna salida a todo ese material… "hay quien sale a tomarse una cerveza para despejarse, él escribe guiones y rueda películas"… allá cada uno con sus aficiones .La verdad es que con esa actividad creativa es normal  que alguna de sus obras sean menores y que algunos de sus argumentos se repitan (“delitos y faltas” vs. “Match Point”) A pesar de eso  sus películas son  simplemente geniales.

¿Quién no se sentó alguna vez en una sala de cine para olvidarse por unas horas de su vida?

En cierta ocasión cuando caminaba con Annie por la playa me pico un escorpión de jade y una terrible maldición(o infección si no crees en la magia) hizo que perdiera todos mis recuerdos, en mi cabeza todo era sombras y nieblas. Lo positivo fue  que olvidé todos mis delitos y todas mis faltas, Lo negativo es que no recordaba las ciudades a las que había viajado. Annie me dijo que no me afligiera, ya que juntas podíamos hacer un viaje a Nueva York. Acepté muy entusiasmada.
 Varios días antes de viajar  Annie me presentó  a otra mujer; “Melinda”  que nos acompañaría a Nueva York. Melinda trabajaba en las ondas, presentaba un programa llamado días de radio” Era dominante e  Iba  de celebrity, pero en realidad sólo era una granuja de medio pelo. Nunca me gusto, entre nosotras había pocos acordes y muchos desacuerdos. No  volví a verla.
 Poco tiempo después conocí a “Hanna y a sus hermanas “, enseguida conecté con la menor de ellas; Alice, que era diseñadora de interiores. Ella era muy especial, tenía mucho magnetismo, era como una poderosa afrodita que embelesaba a todos (tanto maridos como mujeres). Salíamos mucho juntas, paseábamos por Manhattan, a veces jugábamos al tenis, ella siempre ganaba, era infalible en los Match point. En cierta ocasión fuimos a brodway a ver la obra de teatro una comedia sexual de una noche de verano” Cuando volvimos a casa escuchamos el sonido de unas balas y el de un hombre gritando; coge el dinero y corre”, cuando miramos vimos un cuerpo tendido en el suelo, no había rastro de los criminales…vaya asesinatos más misteriosos ocurrían en Manhattan”. Esa no era ciudad para mí. Decidí volver con Vicky y Cristina a Barcelona.
Unos días antes de emprender mi viaje de vuelta, mi prima Kasandra me telefoneo para relatarme un sueño muy extravagante que había tenido la noche anterior; en el cual yo conocía al hombre de mis sueños  y nos casábamos en París. La boda se celebraba a la media noche en los campos elíseos. Esta llamada me dejo perpleja…quizás tenía que seguir viajando por Europa antes de Volver a Barcelona…
 La última noche que estuve en nueva York salí con Boris, un amigo ruso de Hanna. Le había contado a Hanna el sueño de mi prima; Hanna pensaba que quizás la boda se estuviera celebrando en  “Central Park” en vez de en los campos Elíseos, así que  me presento a varios amigos;  Boris, Zelig y Petrov.  Me cité con Boris  que era muy guapo. Quedamos en un bar llamado “Bananas” donde servían unos cócteles muy originales. Cuando lo vi  pensé si la cosa funciona” alomejor cancelo el billete y me quedo en América; Nada más lejos de la realidad, Boris  era muy aburrido y un dormilón, a las 10 ya estábamos en la cama (separadas por supuesto) .Aunque me insinué varias veces, Boris hizo acopio de toda su frialdad rusa y me rechazo bruscamente. Lo que yo hubiera querido saber y nunca me atreví a preguntar era si era gay o es que simplemente no le interesaban las relaciones en general y conmigo  en particular…En fin.
Al día siguiente todos fueron a despedirme al aeropuerto y Me dijeron muchos I love you de despedida.
En Barcelona siempre tenía mucha nostalgia de Nueva York y de la gente que había conocido allí, así que muchas tardes de septiembre  iba al cine. Yo  quería ver “La rosa Purpura del Cairo” pero tras unos problemas con los actores decidieron retirar todas las cintas del cine, así que siempre acababa viendo alguna romántica. Lástima que la vida no sea una película con final  made in Hollywood.



miércoles, 25 de mayo de 2011

¡ Mas Poesía Por favor!



Parece ser que” la Poesía” coletea agónica en la tierra buscando sumergirse de nuevo  un mar de abundancia prospero,  el hábitat donde está cómoda. Hay voces que insinúan que es un género moribundo, que no encuentra su hueco entre los lectores actuales… es más, el mundo actual no crea los escenarios  precisos para que germine la lectura de este género tan pausado e intenso.
Pero ante este panorama de crisis, inseguridades, irrealidades y  quimeras que mayor antídoto que volver a la poesía.  Las injusticias son nidos fértiles de poetas.  

"Olvidémonos del mundo; Leamos poesía"

"Enfadémonos con el mundo; Leamos poesía"


Vuelvo al Origen

Vuelvo
Como un animal herido.
Como un poeta
Con la mano en la garganta
Vuelvo.

Estoy donde debo.

Y sin embargo, nada me pertenece.
No e s mío este jardín
No estás ventanas sin respuesta.

Y  entonces, el vino no me salva
Y el origen es sólo
Un cerrar los ojos.
Mirar al vacío, desafiante.
Dejar caer la vida, rogarle que no duela

"También mis ojos"
(Laura Rosal)

martes, 24 de mayo de 2011

¿QUIÉN TE ENSEÑA A PERDER?


Imagino que a vuestros oídos ha llegado la noticia de que el premio nobel de literatura ha sido otorgado a  Mario Vargas Llosas.  Muchos años su nombre sonaba en los corrillos que aquellos llamados sabios  y eruditos de la materia. Pero esas especulaciones sólo gestaban los comentarios del día después;
                -Pues sonaba mucho el nombre de Vargas Llosas…
                -No que va… ¿Vargas Llosas? Si ése es de derechas… 

  Pero como por ahí arriba ronda alguna diosa justa,  paradójicamente el año que su nombre  tenía menos eco en los círculos, fue el de su elevación a los altares literarios reconocidos.
Los premios, los reconocimientos, La admiración… son broches finales al trabajo, al esfuerzo, la constancia. Es un resultado lógico en principio, pero inexacto en la práctica. ¿Qué ocurre cuando el esfuerzo no es suficiente? ¿Cuándo lo que haces no recibe su recompensa? ¿Qué premio tiene el que lo intenta pero no lo consigue? ¿Qué significa perder?
La vida está llena de perdedores..Todos perdemos muchas veces en nuestra vida, sin embargo no todos ganamos alguna vez. Desde pequeños nos enseñan a ganar. Nos dicen que tenemos que ser los mejores, que debemos triunfar para ser alguien; tienes que llegar el primero a la meta, tienes que sacar las mejores notas, debes saber elegir tu mejor futuro, ganar más dinero, conseguir al mejor chico, tener el mejor trabajo, la mejor familia ,triunfar...GANAR.
Sin embargo el triunfo sólo pertenece a unos cuantos y el fracaso nos engloba en una masa de mediocridad y cruel anonimato a la gran mayoría. ¿Quién recuerda los segundos puestos? carreras, concursos de fotografía, premios de cine, partidos de baloncesto, campeonatos de deportes varios, conseguir un puesto de trabajo...
Un momento; “Europeo de atletismo 2010”; En la final femenina de 5000metros la turca Bekele gana la carrera batiendo un record con un tiempo (14:52.20),  Moreira, la cuarta clasificada hace un tiempo de 14:54.71. “2 Segundos y 51 centésimas” es lo que separa el triunfo de la derrota, es lo que hace que el esfuerzo merezca o no la pena, Que todo tenga sentido o que el trabajo carezca de razón. 2 segundos te hacen merecedor del respeto y admiración de los demás o por el contrario te dejan exhausto en la meta rumiando tu desilusión.
Si el triunfo es tan cruelmente minoritario y la realidad nos encadena a una sucesión de derrotas tras otras; ¿Por qué nadie nos enseña a perder?
Mas que la lengua, las matemáticas... Saber perder es una enseñanza básica en la vida y en nuestra formación, Porque no es lo mismo perder bien que perder mal. Saber perder bien no significa rendirte...Significa ser consciente de uno mismo y saber lo que puedes o no puede hacer... porque alguien tendría que señalarte que no sólo te mueves para delante cuando ganas... No, los triunfos son  efímero sin embargo la frustración puede ser eterna  y es esa frustración la que te tiene enganchado a la idea de que para ser feliz y mejor hay que ganar.
Desde aquí mi más sincera admiración a Mario Vargas Llosas, no por ganar el nobel sino por haber sido un gran perdedor de este premio durante todos estos años. Años que siempre lo colocaban de candidato número uno y  que el premio no era suyo, Años, que sin embargo, escribió  muchas obras notables, verdaderos logros en sí. 


lunes, 23 de mayo de 2011

¿POESÍA PARA UN NUEVO TIEMPO? por FRANCISCO BASALLOTE


 Sobre LA VIDA NUEVA de EDUARDO GARCÍA,
VI Premio de Poesía “ FRAY LUÍS DE LEÓN”.DIPUTACIÓN DE CUENCA . VISOR. MADRID, 2008


No cabe duda que uno de los indicadores mas claros de todo cambio social es la respuesta del arte a los estímulos que producen el ansia infinita del hombre de renovarse, y en la proa de esa aventura, como mascarón, va siempre la poesía abriendo los surcos  de ese mar incógnito

Muchos predicadores del orden nuevo llevan durante mucho tiempo lanzando sus señales y mensajes de salvación para la poesía, apostrofando lo que consideran caduco en lo que con toda claridad denomina Eduardo García “poética de la normalidad”, caracterizada entre otras cosas por la unidad temática, contra la que por cierto clamaba un eximio crítico oportunamente criticado en estas páginas por Joaquín Márquez.

Ungido de ese carisma de fundador de un nuevo tiempo y contra esa “vieja normalidad”, presenta al mundo este poemario La vida nueva, ganador “ex aequo” con Manuel Vilas, del VI Premio de Poesía “Fray Luís de León” de la Diputación de Cuenca concedido por un Jurado presidido por J .Manuel Caballero Bonald y constituido por Luís García Montero, Benjamín Prado, Jesús García Sánchez y Marta Segarra...

Es pues este poemario, según el propio autor, lo contrario de lo que se considera normal. Dilo él y no seremos nosotros nadie para oponernos a tan categórica definición. Dice también, refiriéndose a los libros “normales”: “… Libros que dialogan con otros libros, en una fantasía consoladora de un yo marmóreo, sólido, sin fisuras. Opuesto ha sido el propósito de este poemario, donde se indaga en la auténtica vivencia interior del fragmentado sujeto contemporáneo: un libro que dialoga con la vida”

Desde la perplejidad del lector que después de internarse en el poemario con el “salacot” del explorador y la lupa del investigador en busca no de la “diferencia”, que eso quedó atrás, sino de lo opuesto a lo “normal”, no hace sino encontrar la temática poética universal: la búsqueda atormentada del yo en todos los senderos desde la bajada a los infiernos hasta la exaltación máxima, el tiempo, el amor, la muerte, nada que no ocurra eternamente en la poesía, sea vieja o nueva.

Consta el libro de cinco partes y un poema introductorio. En el primer poema de la primera parte titulado, al igual que la misma, Invitación al viaje nos dice : “ Lo más urgente es encontrar/ un charco de agua clara/ en donde se reflejen nuestros rasgos.” es decir reconocerse, el primer escalón del descubrimiento personal, y en el poemario el primer paso de este viaje iniciático para el que es preciso la propia limpieza, ascética dirían algunos, : “Desnúdate el hastío, la costumbre/ Limpia tu piel…”, como paso previo a una aurora“ con sus dos alas blancas/ inaugurando el día, acariciando/ tanta vida ya a punto de brotar”, en la que …”para incendiarse a un tiempo, hombre y mujer, sembrar la tierra/ de llamas, como ráfagas de lluvia.” 

En la segunda parte, Resplandor,  intenta desprenderse de cuanto le impide ver y alcanzar la luz, el nuevo tiempo: “…arranco raíces, podo la vieja rama,/ arrojo al fuego el miedo y la costumbre…” afirmando contundentemente su voluntad de búsqueda: “Yo solo vine a ver brotar/ mi casa en el desierto.”  para lo que  “ …me crezco en el goce de estar vivo,/ derrochando mis fuerzas sin medida…”

En la tercera parte, Romper aguas, nos dice que para este resurgir hay que liberarse de la máscara: “Yo no soy quien tú crees.”, de lo putrefacto: “Se ha instalado en mi vida la carcoma”, “ascender, remontar, aferrarse a la soga”, y  “Atravesar la oscuridad / por amor a la luz…”. Es decir todo un programa de ascetismo.

En la cuarta parte “Amanece”, se abre paso la aurora pretendida, aquel viejo verso de Teresa: “tan alta vida espero.” se hace realidad en los poemas de esta parte, donde “…Respira en mi interior/ un hueco que se expande, una hendidura/ abierta entre el desierto y las mareas/…/ Quizás por eso/ amo tanto la linde entre tus labios/ la húmeda fisura de tu vientre….”

Y termina en La vida nueva, con los mas hermosos poemas del libro, en los que se canta “…las muchachas se ofrecen la brisa estremeciendo las palmeras/ la música convoca oráculos remotos…” y en ese nuevo estar dice: “…ahora sí ya podemos/ al alba sonreír como deslumbra en la manzana/ su frágil resplandor…”.

Llegado a este punto hemos de reiterar nuestro escepticismo ante la pose de un renacer poético, de una refundación, de un nuevo modo de escribir los libros, en la carencia de unidad temática, en la abjuración de lo viejo. Y al mismo tiempo reconocer en la unidad no sólo temática sino filosófica de La Vida Nueva, un impulso, una energía pujante, una búsqueda, que se manifiesta, eso sí, en un lenguaje nuevo; mas no carente de la emoción que requiere toda poesía. Creo, de nuevo, que estamos no ante una nueva poesía, sino ante el descubrimiento de un nuevo camino, que es lo que siempre ha sido la poesía…

LA VIDA NUEVA
EDUARDO GARCÍA
VI PREMIO DE POESÍA FRAY LUIS DE LEÓN
EDITA: VISOR 



miércoles, 13 de abril de 2011

y a tí ¿Por qué te gusta leer?


Martes al mediodía, entre los 18000 libros que me rodean diariamente un malentendido ha lanzado a mis manos uno en concreto. Me llama la atención, recuerdo haberlo visto  con anterioridad, es más, creo que lo coloqué en su sito un  par de días antes. Sin embargo,  hoy lo observo y lo estudio con curiosidad. Me atrae y decido leerlo. Al día siguiente ya me tiene atrapada y lo devoro con ansiedad y cierta congoja. Me recreo en las imágenes que me inspira y desentierro otras escondidas en algún lugar de mi memoria que de repente vuelven. Yo lo termino pero el libro no termina conmigo…
Las palabras son muy caprichosas… a veces aparecen en los momentos exactos, otras hacen acto de presencia en instantes donde debían haber permanecido en silencio. A veces parece que con las palabras se arroja todo fuera… Si te encuentras mal y se lo cuentas a alguien sentimos como si sacáramos de dentro el veneno y al verlo fuera convertido en palabras tangibles y reales todo parece más manejable y controlable. Pero al ser las palabras tan antojadizas, ¿Qué ocurre cuando no encontramos las palabras adecuadas que expresen toda la maraña de sentimientos que llevamos dentro?
Cuando no logramos hallar las palabras, el desconcierto nos abofetea por partida doble; por un lado no podemos expresarles  a los demás lo que nos pasa y por otro, aún peor, ni siquiera nos lo podemos explicar a nosotros mismos. Entonces “eso” se queda ahí, se queda dentro,  nos reconcome y se pudre, dejándonos durante mucho tiempo un sabor acre en la boca que no sabemos de dónde proviene…
Y pensando esto, sigo sintiendo los ecos de las emociones que el libro dejo en mi cabeza y empiezo a entender porque me gusta tanto leer y porque he saboreado con tanta fruición este libro…Me ha emocionado tanto porque me perturba y me asombra la idea de que hace treinta años  alguien que  se hallaba a 20000 kilómetros de donde me encuentro  se sentara a escribir una novela con unos personajes, un escenario y una historia ajenos a mí pero que están formados por esas palabras y esas frases que yo no encontraba nunca. Me emociona no lograr entender qué extraño destino puso ante mí una novela que reunía esas letras que explicaban y aliviaban “eso” que tenía dentro y que se pudría poco a poco.
 Y ahora lo veo claro, a mi me gusta leer porque no conozco remedio mejor para acabar con el sabor  acre que me amarga a veces la boca....





 Recién llegado a Tokio, cuando empecé una nueva vida en la residencia, tenía un único propósito: tratar de no tomarme las cosas a pecho, mantener la debida distancia con el mundo. Nada más. Y decidí olvidar por completo la mesa de billar forrada de fieltro verde, el N-360 rojo y las flores blancas sobre el pupitre, la columna de humo alzándose desde la alta chimenea del crematorio, el pisapapeles con forma achaparrada en la sala de interrogatorios. Al principio, pensé que iba a lograrlo. Sin embargo, por más que intentase olvidarlo, en mi interior permanecía una especie de masa de aire de contornos imprecisos. Con el paso del tiempo, esta masa empezó a definirse. Ahora puedo traducirla en las siguientes palabras: «La muerte no existe en contraposición a la vida sino como parte de ella».

Expresado en palabras, suena a tópico, pero yo en ese momento lo sentía como una masa de aire en mi interior. La muerte estaba presente en el pisapapeles, en las cuatro bolas rojas y blancas alineadas sobre la mesa de billar. Y nosotros vivimos respirándola, y va adentrándose en nuestros pulmones como un polvo fino.
Hasta entonces había concebido la muerte como una existencia independiente, separada por completo de la vida. «Algún día la muerte nos tomará de la mano. Pero hasta el día en que nos atrape nos veremos libres de ella.» Yo pensaba así. Me parecía un razonamiento lógico. La vida está en esta orilla; la muerte, en la otra. Nosotros estamos aquí, y no allí.
A partir de la noche en que murió Kizuki, fui incapaz de concebir la muerte (y la vida) de una manera tan simple. La muerte no se contrapone a la vida. La muerte había estado implícita en mi ser desde un principio. Y éste era un hecho que, por más que lo intenté, no pude olvidar. Aquella noche de mayo, cuando la muerte se llevó a Kizuki a sus diecisiete años, se llevó una parte de mí.
Viví la primavera de mis dieciocho años sintiendo esta masa de aire en mi interior. Al mismo tiempo, intentaba no mostrarme serio, pues intuía que la seriedad no me acercaba a la verdad. Pero la muerte es un asunto grave. Quedé atrapado en este círculo vicioso, en esta asfixiante contradicción. Cuando miro hacia atrás, hoy pienso que fueron unos días extraños. Estaba en la plenitud de la vida y todo giraba en torno a la muerte.

                                                                               TOKIO BLUES (NORWEGIAN WOOD)
                                                                               HARUKI MURAKAMI .

  




contador de visitas

Access Facebook directly