martes, 24 de mayo de 2011

¿QUIÉN TE ENSEÑA A PERDER?


Imagino que a vuestros oídos ha llegado la noticia de que el premio nobel de literatura ha sido otorgado a  Mario Vargas Llosas.  Muchos años su nombre sonaba en los corrillos que aquellos llamados sabios  y eruditos de la materia. Pero esas especulaciones sólo gestaban los comentarios del día después;
                -Pues sonaba mucho el nombre de Vargas Llosas…
                -No que va… ¿Vargas Llosas? Si ése es de derechas… 

  Pero como por ahí arriba ronda alguna diosa justa,  paradójicamente el año que su nombre  tenía menos eco en los círculos, fue el de su elevación a los altares literarios reconocidos.
Los premios, los reconocimientos, La admiración… son broches finales al trabajo, al esfuerzo, la constancia. Es un resultado lógico en principio, pero inexacto en la práctica. ¿Qué ocurre cuando el esfuerzo no es suficiente? ¿Cuándo lo que haces no recibe su recompensa? ¿Qué premio tiene el que lo intenta pero no lo consigue? ¿Qué significa perder?
La vida está llena de perdedores..Todos perdemos muchas veces en nuestra vida, sin embargo no todos ganamos alguna vez. Desde pequeños nos enseñan a ganar. Nos dicen que tenemos que ser los mejores, que debemos triunfar para ser alguien; tienes que llegar el primero a la meta, tienes que sacar las mejores notas, debes saber elegir tu mejor futuro, ganar más dinero, conseguir al mejor chico, tener el mejor trabajo, la mejor familia ,triunfar...GANAR.
Sin embargo el triunfo sólo pertenece a unos cuantos y el fracaso nos engloba en una masa de mediocridad y cruel anonimato a la gran mayoría. ¿Quién recuerda los segundos puestos? carreras, concursos de fotografía, premios de cine, partidos de baloncesto, campeonatos de deportes varios, conseguir un puesto de trabajo...
Un momento; “Europeo de atletismo 2010”; En la final femenina de 5000metros la turca Bekele gana la carrera batiendo un record con un tiempo (14:52.20),  Moreira, la cuarta clasificada hace un tiempo de 14:54.71. “2 Segundos y 51 centésimas” es lo que separa el triunfo de la derrota, es lo que hace que el esfuerzo merezca o no la pena, Que todo tenga sentido o que el trabajo carezca de razón. 2 segundos te hacen merecedor del respeto y admiración de los demás o por el contrario te dejan exhausto en la meta rumiando tu desilusión.
Si el triunfo es tan cruelmente minoritario y la realidad nos encadena a una sucesión de derrotas tras otras; ¿Por qué nadie nos enseña a perder?
Mas que la lengua, las matemáticas... Saber perder es una enseñanza básica en la vida y en nuestra formación, Porque no es lo mismo perder bien que perder mal. Saber perder bien no significa rendirte...Significa ser consciente de uno mismo y saber lo que puedes o no puede hacer... porque alguien tendría que señalarte que no sólo te mueves para delante cuando ganas... No, los triunfos son  efímero sin embargo la frustración puede ser eterna  y es esa frustración la que te tiene enganchado a la idea de que para ser feliz y mejor hay que ganar.
Desde aquí mi más sincera admiración a Mario Vargas Llosas, no por ganar el nobel sino por haber sido un gran perdedor de este premio durante todos estos años. Años que siempre lo colocaban de candidato número uno y  que el premio no era suyo, Años, que sin embargo, escribió  muchas obras notables, verdaderos logros en sí. 


1 comentario:

  1. ¿Quien te enseña a perder? Excelente enfoque realista y a la vez con un angulo de esforzarse y que se va más a perder con inteligencia y aprendizaje sin dejar de intentarlo una y otra vez dando lo mejor. Aprendiendo de los fracasos.

    ResponderEliminar

contador de visitas

Access Facebook directly